1844- Los misioneros franciscanos, desde Tarija, ordenan fundar los fuertes de Yacuiba

y Tartagal.

1853- Aún no se habían fijado los límites entre Bolivia y Argentina, por lo que Tartagal

fue dada en merced por las autoridades Bolivianas a Don Camilo Moreno en

retribución por sus servicios patrióticos.

1874- Se conoce, por tradición oral, el hecho de que en una zona de Yariguarenda, se

había aparecido la Ssma. Virgen, con el Niño Jesús en brazos.

1900- Fray Pedro Borghini, que evangelizaba por la zona, da fe de haber escuchado a

viejos abuelos, de las peripecias que debían pasar los peregrinos que desde los

alrededores de Yariguarenda, caminaban al lugar de la aparición: “Debían subir

una senda pedregosa de unos 1500 metros cuesta arriba, que los lleva al

peñasco desde donde, se podía ver en el peñasco del frente, a la figura de La

Señora, denominándola Virgen de la Peña”.

1904- Aparición de la Virgen a Doña Romualda Burgos de Meriles, oriunda del lugar.

1923- En 1923, el Obispo de Salta junto con el Gobernador civil de la Provincia,

escriben a Roma, pidiendo la presencia de la Orden Franciscana, para el Norte

de Salta. La Orden de los Hermanos Menores, dispuso que la Provincia Romana

San Pedro y San Pablo, se hiciesen cargo de fundar una Custodia con los

suficientes religiosos que viniesen a trabajar en nuestras tierras norteñas. Corría

el mes de Octubre del año 1923. Una vez llegados, los franciscanos se establecen

en Orán, donde ya el habito franciscano era conocido, dado que desde 1799,

visitaban desde Bolivia, el conocido valle del Zenta.

1924- Llega a Tartagal Fray Mariano Colagrossi, desde Ivo (Bolivia) quien recibió de

Don Pedro Roffini, la donación de un terreno para la construcción de una capilla,

hoy Parroquia La Purísima.

1924- 13 de Junio: Fundación de Tartagal.

1930- Fray Felix Bruciaferri, hace esculpir la primera imagen de la Virgen.

1938- Fray Celso Testa y Fray Walterio Ansaldi, inician las peregrinaciones con el

pueblo desde Tartagal a Yariguarenda.

1940- Fray Raimundo Monfelli, Párroco de La Purísima, hace construir una gruta de

piedra donde se colocó la Imagen de la Virgen.

1943- El Párroco de La Purísima en Tartagal, solicita al Arzobispo de Salta, Mons.

Roberto J. Tavella, la autorización de erigir una pequeña capilla. Dicha solicitud

es otorgada.

1972- Llega a Tartagal, Fray Domingo Migliori, quién se convertiría, en un gran

propagador de la devoción a la Virgen de la Peña.

Por esta fecha, Fray Oliverio Pelicelli, conocido en todo el gran Chaco Boliviano

como “fray Quebracho”, escribe el Himno a Ntra. Sra. de la Peña.

1990- Fray Alfredo López, construye una capilla más grande para albergar un mayor

número de personas. El 7 de diciembre, se concluye la obra.

 

En este mismo año, se inicia la primera peregrinación desde Yariguarenda a

Tartagal; más tarde, la peregrinación es continuada por Fray Emilio Escayola,

invitando a los que acompañan a caballo.

1996- Fray Oscar Pérez y Fray Daniel Filgueira, reciben la misión de constituir una casa

de formación franciscana en el Santuario, lo que implicará una comunidad de

frailes establecidos en el lugar.

1998- Llega Fray Rubén J. Sica, quien, constituido como Guardián de la casa de

formación, comienza las obras de un nuevo templo con la colaboración del

pueblo.

2000- Se entroniza la Imagen de la Virgen, que preside el Santuario, inaugurándose a su

vez, los camarines del Santísimo Sacramento y de la Virgen.

2004- Celebración del Centenario de la Aparición de La Virgen.

En Agosto, ocurre una nueva Aparición durante la misa principal, que presidiese

Mons. Jorge R. Lugones, sj.

2012- Se reitera otra Aparición de la Virgen en el ingreso al Santuario, antes de la misa

principal de agosto, que presidiera Mons. Marcelo D. Colombo.

2013- 17 de Agosto. Finalizan las obras del Santuario y es dedicado al Culto de la

Virgen, por Mons. Marcelo D. Colombo.